Los diferentes tipos de máquinas tragamonedas con jackpot progresivo  

Hasta el jugador más casual se ha dado cuenta de que existen algunos jackpots más grandes que otros. Y es que la cantidad del premio es directamente proporcional a la gente que apuesta en el juego. Esto nos lleva a la siguiente pregunta ¿por qué hay algunos juegos que son más populares que otros? Ya lo explicaremos, además de que también veremos porqué tantos casinos alojan los mismos juegos. Pero antes de entrar a esos detalles es necesario dejar claro que existen tres tipos de jackpots progresivos: autónomas, locales, y en red.

Máquinas tragamonedas con jackpot autónomo

Una máquina tragamonedas con jackpot autónomo tiene un contador que se nutre de las apuestas de un solo juego. Solamente las apuestas colocadas en un juego específico contribuyen al jackpot. Como bien se puede imaginar, estos jackpots son mucho más pequeños y van de los mil a los diez mil dólares y son mucho más fáciles de ganar que los de las máquinas tragamonedas con jackpots en red. Para hacer estos juegos mucho más atractivos, los casinos les añaden promociones especiales, y más cuando son juegos que recién han sido lanzados al mercado.

Máquinas tragamonedas con jackpot local

Local significa que solo los jugadores de un casino particular contribuyen al premio mayor y que solo esos jugadores de ese casino específico pueden ganar el jackpot. Los slots locales más populares son títulos como Mega Joker, Tiki Wonders y Super Lucky Frog creados por los genios de NetEnt. Es por esto que vemos diferentes cantidades en los premios en un mismo juego en diferentes casinos. En muchas ocasiones los jackpots de las máquinas tragamonedas son compartidos en diferentes juegos en un casino en específico.

A los casinos les es bastante conveniente ofrecer este tipo de jackpots locales, esto porque con premios lo suficientemente atractivos pueden llevar bastante clientela a sus casinos, además de que tienen mucho más control sobre su oferta de juegos. Además esto les conviene a los jugadores porque es más fácil ganar un premio jugoso.

Máquinas tragamonedas con jackpot en red

Los jackpots en red son aquellos que están conectados a un servidor externo centralizado. Cada que algún apostador se siente a jugar y oprime el botón de “girar” el casino se comunica con ese data center externo. Sin importar el casino en el que se juegue, en donde se decide si se gana o se pierde es en ese servidor. Los jackpots en red están conectados a ese servidor, pero son varios los casinos que tienen conectadas sus máquinas al mismo, por lo que la cantidad del jackpot se eleva a los millones de dólares.

Los ejemplos de esto son juegos como Mega Moolah de la empresa Microgaming, el cual tiene un promedio en jackpot de cuatro millones de dólares. Luego está la máquina de NetEnt, Mega Fortune, la cual ha llegado a repartir casi veinte millones de dólares por persona. El hecho de que los premios sean tan grandes llama la atención de apostadores en todo el mundo, lo que hace el premio crezca más rápido.

Mega Moolah es tan popular que puede ser encontrado en más de cuatrocientos casinos online en todo el internet, y ni se diga en casinos físicos, en donde es una de las principales atracciones. En tanto que los juegos de NetEnt están disponibles en más de cien sitios de apuestas en el mundo, lo cual los hace bastante populares también.

Vistas las ganancias que llegan a producir, no es sorpresa que los casinos online paguen bastante dinero a las empresas desarrolladores de software por tener los derechos de estas máquinas tragamonedas dentro de su catálogo. Y bueno, ni qué decir de los jugadores, quienes en un abrir y cerrar de ojos se pueden hacer millonarios.