La primera máquina tragamonedas para móviles del mundo

Las máquinas tragamonedas llegaron al internet en el año 1994, y en ese entonces los teléfonos móviles eran más relacionados con la ciencia ficción que con la vida diaria de los seres humanos. Fue hasta en el cambio de milenio cuando la gente comenzó a tener celulares y es ahí cuando los juegos de casino se pasaron también a ese tipo de dispositivos.

Desde ese entonces la tecnología ha evolucionado bastante y ahora se puede jugar los mismos títulos que en un casino físico a través del móvil. Esto nos ha motivado para hacer un recuento de las máquinas tragamonedas y juegos de casinos más populares en la historia.

Una breve historia de las máquinas tragamonedas

La primera máquina tragamonedas hizo su aparición en el año 1894, pero era una máquina pesada de metal con apenas cinco símbolos y tres carretes. Los jugadores de aquel entonces necesitaban estar bastante fuertes para poder jalar la palanca que hacía los carretes girar. Fue hasta aproximadamente en 1915 cuando comenzaron a aparecer las máquinas de madera, y en 1963 aparecieron las versiones electromecánicas, las cuales dificultaron que se hiciera trampa la hora de jugar.

Si nos vamos hacia la época moderna, nos vamos a encontrar que muy probablemente la primera máquina tragamonedas móvil de la historia fue Pub Fruity, la cual hizo su aparición en el año 2004. En ese año IOMO y Vodafone lanzaron una serie de juegos populares con temática de pub, entre los cuales estaban las tragamonedas (Pub Fruity), pool, dardos, arcade, y uno de pelea. Pub Fruity fue el más popular y así se mantuvo durante un par de años.

El póker también llegó a los móviles

Tradicionalmente el póker atrae más jugadores que las máquinas tragamonedas dado que es un juego que se asocia con la riqueza, el lujo, y la habilidad para jugarlo. La locura por el póker comenzó en el 2005 cuando la compañía Downtown Wireless lanzó su juego de póker llamado Downtown Texas Hold‘em. En este juego se podía jugar al póker, ganar fichas, desbloquear nuevos escenarios, y avanzar a torneos mucho más lucrativos.

El juego también incluía varios contrincantes virtuales, los cuales eran bastante hábiles a la hora de jugar y a través de estrategia hacían quedar en ridículo a los jugadores reales. Todo esto hizo de Downtown Texas Hold‘em un título bastante popular e innovador que impulsó al póker y lo dio a conocer a una nueva generación.

Los desarrolladores de software marcaron la diferencia

A mediados de la primera década del nuevo milenio eran pocos los juegos de casino que aceptaban dinero real. Esto cambió cuando Microgaming lanzó su versión del juego de mesa Baccarat, el cual se pudo jugar en varios casinos móviles y de inmediato se convirtió en una sensación. Los casinos móviles que aceptaban dinero real tomaron control del mercado y dejaron a la competencia mordiendo el polvo.

Casi fue Microgaming por sí mismo el que cambió las reglas del juego cuando lanzó al mercado títulos para cubrir tres juegos de casino diferentes: apuestas, lotería, y casino. Junto con las mejoras tecnológicas la variedad se fue diversificando y más empresas de software le entraron al negocio, lo cual le benefició a los jugadores principalmente.

Junto con los casinos móviles que aceptan dinero llegaron los mismos retos que con los casinos online, y por ejemplo el de la seguridad de los datos financieros de los jugadores, el obligar a los casinos móviles a ofrecer condiciones justas y probabilidades aleatorias, y tener aplicaciones y sitios compatibles con la tecnología del momento.

En cuanto a esto último la gran mayoría de los casinos cumplen de sobra gracias a que usan la tecnología HTML5, la cual permite jugar desde el navegador del móvil sin problema alguno. Pero como ya vimos, para llegar hasta este momento tuvieron que pasar más de cien años, y lo que viene en el futuro será todavía más sorprendente.