Los diez errores que debes evitar al jugar en un casino en línea

Quienes disfrutamos de los casinos en línea nos decimos a nosotros mismos y a los demás que lo hacemos para distraernos, relajarnos, y alejarnos del ajetreo de todos los días. Ahí están nuestros juegos favoritos a solamente unos clics de distancia: la ruleta, el blackjack, y las máquinas tragamonedas.

Pero hay que admitir que siempre estamos pensando que podemos ganar dinero real, la esperanza está ahí. La imaginación comienza a trabajar y nos dice que tal vez estas sean las cartas correctas, que la bola va a caer en nuestro número, o que en los rieles van a aparecer los símbolos que nos harán ricos.

Al final del día jugar en un casino en línea es más que una distracción, tenemos la ilusión de terminar la partida con más dinero que con el que empezamos. Lo más triste que muchos apostadores se sabotean sin siquiera darse cuenta porque cometen errores que les cuestan dinero.

No hay necesidad de cometer esos mismos errores, en este artículo veremos cuáles son las fallas más comunes que comete la gente en los casinos en línea, te diremos cuáles son para que los evites desde el inicio.

1.- Registrarse con los datos personales falsos

La verdad es que es bastante tentador mantener el anonimato mientras uno juega en línea, pero hay gente que llega al extremo de usar datos erróneos al momento de registrarse en el casino, incluyendo nombres, domicilio, y correo electrónico falsos. El detalle es que todos los casinos verifican la identidad de los jugadores antes de hacer los pagos. Por eso es importante dar los datos veraces y comprobables, porque esa es la única manera en la que se puede cobrar el dinero en caso de ganar.

2.- No aprovechar las promociones de los casinos

Con tal de llevar gente a registrarse y apostar, los casinos ofrecen bonos y hacen promociones cada semana. Estos son diferentes a los bonos de bienvenida que se reparten al momento de registrarse y hacer el primer depósito. Muchos jugadores no ponen atención a cuáles son los términos y condiciones de las promociones semanales y pasan los días sin que les saquen provecho. A mediano y largo plazo ese es dinero perdido.

3.- Ser engañados por bonos fuera de la realidad

Existen bonos que ofrecen enormes cantidades de dinero solamente por registrarse. Aquí es donde la ambición le gana al sentido común porque nadie regala tanto dinero, y la verdad es que los bonos de casino no funcionan así, siempre vienen con bastantes condiciones qué cumplir. Esto quiere decir que antes de que se “regale” el bono se tiene que apostar cierta cantidad de dinero o realizar un número determinado de apuestas. A lo que vamos es que el casino no va a regalar el dinero, si acaso los más afortunados solamente se llevan una pequeña parte del bono.

4.- No saber ni entender cómo ganarse los bonos

Este punto está bastante ligado con los dos anteriores porque para tener éxito jugando en casinos en línea se tiene que ser bastante estudioso y poner atención al detalle. Esto es porque todos los bonos tienen una serie de términos y condiciones que se tienen que cumplir antes de disfrutar de los beneficios. Por ejemplo los bonos de depósito nunca van directo a la cuenta, se van ganando según se vayan cumpliendo los términos.

5.- Usar métodos “infalibles” para apostar

Nunca falta quien quiera vender un sistema para apostar garantizado que te hará ganar. Pero no existe cosa, no hay método alguno que pueda garantizar el éxito en las apuestas. Los juegos de azar están basados en las probabilidades, y ahí es donde viene la ventaja de la casa, y no hay manera de que algún sistema elimine por completo esa ventaja. Al final del día se trata de charlatanes que buscan lucrar con la ingenuidad y avaricia de la gente.

6.- Jugar en un casino sin haberlo investigado previamente

Este es un error que cometen muchos apostadores novatos, piensan que todos los casinos son iguales y no hay nada más alejado de la verdad. Muchos casinos son legítimos y están regulados con todas las de la ley, pero otros no están interesados en cumplir con esas condiciones. Los casinos de dudosa reputación se caracterizan por no permitir retirar las ganancias y poner una enorme cantidad de trabas para hacerlo. Esto es a todas luces una canallada y se recomienda investigar lo más posible a un casino previo a hacer cualquier depósito.

7.- Arriesgar y perder todas las ganancias

En muchas ocasiones la ambición le gana a la razón, esto sucede bastante cuando un apostador está inmerso en una buena racha y cree que nada le puede salir mal. Esta manera de comportarse es bastante peligrosa porque se deja de tomar en cuenta que la casa siempre tiene la ventaja, la tiene en cada juego y en cada apuesta, esto quiere decir que si el apostador va ganando en grande y sigue apostado es cuestión de tiempo para que la casa recupere su dinero. Por eso muchos apostadores experimentados aconsejan tomar las ganancias y retirarse.

8.- No hacer un presupuesto antes de comenzar a jugar

Cada apostar sabe que debería tener un límite al momento de comenzar a apostar para poder manejar de la mejor manera su dinero, pero no lo hace. Esto aumenta el riesgo de que se apueste más de lo permitido y es ahí en donde comienzan los problemas financieros. Antes de comenzar a jugar, cada persona debe definir cuánto dinero va a apostar, el número de apuestas que va a realizar, el tamaño de cada apuesta, a las cuántas pérdidas en fila se va a retirar, el porcentaje a retirar luego de una jugada lucrativa, qué juegos va a jugar, etc.

9.- Negar que se tiene un problema con el juego

No es el caso de todos los apostadores pero sí de más de uno, y es hasta más común de lo que se cree porque es un tema que siempre se evita. La cruel verdad es que las apuestas son adictivas y ese tipo de enfermedades no respetan clases sociales. Con el tiempo el jugador casual se convierte en un apostador compulsivo y eso crea patrones de comportamiento destructivos. Tal como cualquier otra adicción, el apostar le llena el cerebro de dopamina al apostador, es un problema real.

10.- Tratar de recuperar el dinero perdido

Una de las peores cosas que se pueden hacer en un casino en línea es tratar de recuperar las pérdidas. Se puede decir que es hasta normal tratar de ganar algo de dinero luego de una mala racha, pero la realidad es que en el mundo de las apuestas la voluntad es lo de menos, la casa siempre gana y entre más se apueste más se va a perder. Esto hace que las pérdidas se sigan acumulando y el problema se haga más grande, esto sólo hace a los casinos más felices y ricos. Con manejo adecuado del dinero se pueden evitar estas situaciones tan tristes.