Los programas VIP de los casinos móviles ¿valen la pena?

Esta es de las mejores preguntas que nos podemos hacer a la hora de buscar un casino móvil en dónde jugar, y es que hay tantos que para ellos es necesario distinguirse de la competencia y atraer nuevos clientes, así como retener a los que ya tienen.

Pero para nosotros los apostadores la situación es diferente porque no tenemos incentivo para quedarnos en mismo sitio, en primera porque no basta con un bono y unas cuantas promociones para crear un vínculo a largo plazo, y en segunda porque podemos encontrar los mismos juegos en casi cualquier otro sitio.

Es por esta razón que muchos casinos móviles hoy en día ofrecen programas VIP o de lealtad. Es un beneficio añadido por darse de alta en un casino, pero qué pasa si no nos invitan o no estamos en participar. En este texto veremos los pros y contras de ser parte de uno de estos programas.

Pros

1. Recompensas VIP

Lo más obvio acerca de este tipo de programas es que ofrecen muchas promociones que sólo están disponibles para los miembros, principalmente a través de puntos. Entre más puntos se consigan, más son los regalitos que se reciben por parte del casino, entre los cuales se incluyen:

  • Bonos de manera periódica
  • Pagos más rápidos
  • Dinero gratis para usar en juegos nuevos
  • Acceso a eventos exclusivos

2. Te pone metas dentro del casino

Lo más común es que dentro de los esquemas VIP existen diferentes niveles que se pueden ir escalando para poder acceder a más y mejores bonos. El pasar de nivel depende de cuántos puntos VIP puedas lograr y el estatus se actualiza normalmente al inicio de cada mes.

Este formato de niveles está diseñado para ponerte una serie de metas mientras disfrutas de todo lo que tiene que ofrecer el casino. La verdad es que es un mero recurso psicológico pero le funciona al casino porque la única manera de ascender es seguir jugando, y todos sabemos quién gana con eso.

3. Atención al cliente VIP

Por ser parte del programa VIP, el casino te da prioridad en cuanto al soporte técnico, incluso al nivel de otorgarte tu propio gerente VIP, el cual está comisionado con la tarea de atenderte en cualquier cuestión que necesites respecto a tu participación en el casino. En este sentido los casinos móviles cumplen con lo que prometen porque no son tantos los inscritos en estos programas de lealtad.

Este gerente VIP puede ser bastante útil en caso de algún inconveniente, lo cual hace de la experiencia de jugar en el casino una mucho más agradable.

Contras

1. Tienes que esperar a ser invitado

La mayoría de los programas VIP funcionan solamente por invitación y estas se dirigen a los apostadores que más juegan en el sitio. Esto quiere decir que para ser invitado se necesita apostar bastante dinero, pero eso varía entre un casino y otro. Si tu intención es convertirte en miembro VIP la espera puede ser larga.

Estamos hablando de que bien pudiera pasar un mes de girar carretes sin parar para poder ser elegible y ni siquiera eso garantiza que aparezca la invitación en el correo electrónico.

Pero luego está el otro lado de la moneda. Algunos casinos VIP ofrecen invitaciones a sus jugadores nuevos, sin importar de cuánto hayan apostado o por cuánto tiempo han sido miembros del casino.

Esto hace que se pierda la gratificación que causa haberse ganado el lugar a pulso (o regalando el dinero), y convierte al programa en un solamente un beneficio más por haberse dado de alta.

Aquí vale la pena preguntarse, si cualquier persona puede ser parte del programa VIP ¿qué sentido tiene ser parte de él?

2. Se promete mucho, se paga poco

Otro de los problemas que aquejan a muchos de los programas VIP es el hecho de que anticlimáticos. Esto es porque el casino le promete a sus clientes cosas que no pueden dar, lo cual al final provoca un sentimiento de desilusión.

El detalle es que a los casinos móviles (y online también) se les hace fácil estar ofreciendo una promoción tras otra con tal de que los jugadores se den de alta y se queden, pero realmente cumplir con esas expectativas es otra cuestión diferente por completo.

Lo que recomendamos es buscar reseñas y comentarios de usuarios reales en internet que hayan estado en alguno de estos programas para conocer la experiencia. Lo ideal es que el comentario se trate del sitio en particular en el que estés interesado en jugar o darte de alta, porque no todos los casinos son iguales.

3. Tienes que jugar de manera constante

Finalmente, para mantener tu estatus como miembro VIP (o siquiera para llegar a él) tienes que estar metido jugando en el casino de manera constante, aunque no quieras. Esto para ir pasando de niveles, porque de lo contrario parecerá que no habrá valido la pena tanto esfuerzo haber llegado hasta ahí.

Claro que esto es negativo porque jugamos en los casinos móviles para divertirnos y no para que se convierta en una tarea o una obligación. Esto puede llevar al desafortunado camino de la adicción al juego porque estás apostando de manera constante y en obvio detrimento de las finanzas personales, porque si estuviéramos haciendo negocio el casino nos botaría de ahí.

Esto no quiere decir que los esquemas VIP sean sinónimo de problemas de juego, pero es un hecho que entre más juegues más quiere seguir haciéndolo, por lo que las posibilidades de tener un problema aumentan. Se tiene que decir lo que es.

Conclusión

Luego de haber explicado todo esto toca responder la pregunta que nos hicimos en un principio ¿vale la pena darse de alta en este tipo de programas? No vamos a responder con una evasiva, porque la clara respuesta es que no. Pero también es cierto que es una decisión que depende de cada jugador y su circunstancia.

Para nosotros los programas VIP y de lealtad son solamente una extensión de las promociones que ofrecen los casinos, la verdad es que no vale la pena. Lo mejor es disfrutar lo que el casino hace de manera gratuita, que al final ni le están perdiendo.