Las 10 cosas que odiamos acerca de los casinos online y móviles

Claro que en Casino Mobsters somos amantes de los casinos en todas sus formas y versiones, es nuestra pasión y por eso nos dedicamos a transmitirla a todos nuestros lectores. Pero esto no quiere decir que los casinos online y móviles sean perfectos, tienen sus defectos y situaciones que pueden resultar bastante frustrantes. En este texto vamos a platicar acerca de lo que no nos gusta, estamos seguros de que van a coincidir en la mayoría de nuestros argumentos.

1. Quedarse a nada de ganar

Cada que presionamos el botón de girar tenemos la esperanza de que caiga ese gran premio, la gran mayoría de las veces nos quedamos bastante lejos, pero en algunas ocasiones nos quedamos a un pelo de ganar un cantidad fuerte, y eso frustra bastante. Pero al mismo tiempo eso hace que cuando sí ganemos sepa mucho más dulce el momento.

2. Demasiados mensajes y correos electrónicos

Cuando un recién se da de alta en un casino online o móvil todo es risa y diversión, y hasta el mensaje y correo de bienvenida encontramos agradable. Pero pasa el tiempo y se convierte en una pesadilla, al grado de que todo es borrado de manera inmediata o se termina bloqueando el remitente. Y es que a veces los casinos no saben cuándo parar (ni les interesa).

3. Términos y condiciones del tamaño de la biblia

Lo más probable es que hayamos vendido el alma al diablo jugando en los casinos y todavía ni nos hemos enterado. Y es que los pliegos de términos y condiciones de los casinos online y móviles son larguísimos y da mucha flojera leerlos, lo más común es que hagamos clic en el botón de aceptar y listo, a jugar. A pesar del tedio que representa sí aconsejamos leerlos.

4. Los casinos que son demasiado parecidos entre sí

Amamos a los casinos con todo nuestro corazón y que nos perdonen por decirlo, pero qué falta de creatividad tienen en cuanto a los nombres, sus bonos de depósito, juegos, y manera de hacer negocios en general. Con tanto sitio tan parecido entre sí realmente se convierte en una odisea encontrar un casino que llene el ojo y anime a hacer un depósito.

5. Demasiada información, poca diversión

No importa cuánto texto predictivo te dé Google para ayudarte a llenar un formulario, nunca será suficiente para alivianar el tedio de darse de alta en un casino online o móvil. A menos de que te hagas de unas Bitcoins, es imposible escapar a la interminable cantidad de información que pide un casino para jugar en su sitio.

6. Proporcionar nuestra edad

Y no es tanto que nos moleste que quieran saber cuándo nacimos, lo que saca de quicio es tener que hacerlo en el formato de “scroll” en el que tenemos que deslizar los números hasta por fin hacer que coincidan día, mes y año. La idea de los desarrolladores es buena en teoría, pero en la práctica es bastante enfadoso poner una fecha de esa manera.

7. Preguntas de seguridad absurdas

Sí, sabemos que estas preguntas bobas tienen su razón de ser, pero igual no deja de ser molesto tener qué responder a qué primaria fuimos, cómo se llamó nuestra primera mascota, de cuál maestra estábamos enamorados en la secundaria, el nombre de nuestro primer amor, y el color de nuestros calzoncillos favoritos. Los casinos llevan el asunto demasiando lejos.

8. Los juegos mediocres

El hecho de que haya desarrolladores de juegos tan buenos ha puesto la vara demasiado alta para todos los demás y es imposible que todos estén al mismo nivel. Pero el entender esto no quiere decir que nos guste encontrarnos con juegos mediocres y con temáticas molestas y aburridas, como gatitos mimados por ejemplo.  

9. Requerimientos de apuesta elevados

Ya lo hemos mencionado hasta el cansancio en este sitio, pero nunca dejaremos de hacerlo, qué descaro de los casinos online y móviles el poner restricciones a sus bonos tales como cuarenta apuestas previas antes de poder hacer un retiro ¡¿Qué?! Esto lleva a situaciones abusurdas como tener que apostar $2000 para poner disfrutar de un bono de $50.

10. Los bonos y promociones engañosas

Este último punto está bastante relacionado con el anterior dado que para atraer a nuevos clientes los casinos online y móviles ofrecen lo que en el papel son promociones ultra atractivas pero en realidad son tretas que al final solamente dejan un mal sabor de boca y un sentimiento de haber sido engañados, y eso no puede ser bueno para el negocio ¿verdad?