¡Toma el dinero y corre!

Un problema común para la mayoría de apostadores es saber cuándo retirarse, al grado de que puede ser una habilidad adquirida o un inconveniente bastante caro; así como también afectar la actitud que se tiene en general hacia las apuestas. En Casino Mobsters hemos platicado ya bastante acerca de los diferentes métodos de pago, pero en esa ocasión daremos unos cuantos consejos que te ayudarán a saber cuándo retirar tu dinero y termines el día como un absoluto ganador.

1. No pierdas de vista cuánto has gastado

También hemos hablado antes de hacer un presupuesto antes de comenzar jugar, pero esto es especialmente cierto cuando se juega en máquinas tragamonedas porque en unos cuantos giros se puede agotar el presupuesto, es por esto que vale la penar tomar nota de cuánto recurso se va agotando y también hay que entender que a los casinos no les gusta la idea de que no vuelvas a depositar, por lo que son intereses completamente opuestos los del jugador y el casino.

Es esencial saber cuánto se está dispuesto a perder o ganar y respetar esa línea cuando llegue el momento. Al final la experiencia de juego será mucho más satisfactoria porque habrás pasado un buen rato jugando y además gastaste solamente el dinero que tenías predestinado para ello. El apostar una misma cantidad todos los días puede incluso darnos información importante acerca de nuestros hábitos de juego.

2. Mide el tiempo que pasas jugando

Algo que le encanta y le conviene a los casinos es que pierdas la noción del tiempo jugando en su sitio, sea físico u online. Claro que esto es peligroso para cualquier jugador porque eso aumenta las posibilidades de jugar más de lo debido. El iniciar una sesión de juego implica que se tiene ese tiempo libre para jugar, por lo que conviene delimitar ese periodo temporal y nunca excederlo, basta con poner una alarma o recordatorio en nuestros teléfonos.

Si para el momento en el que suene la alarma tenemos más dinero que cuando iniciamos entonces habrá sido un buen día, y en caso de que se esté en números rojos también es el momento ideal para parar y esperar a que vengan días mejores.

Esta idea aplica para juego en computadoras, móviles, y casinos físicos. Es sabido que en estos últimos no existen ventanas puertas que dan directo a la calle de manera deliberada, para que los clientes no puedan tener como referencia el sol para saber qué tan tarde o temprano es, lo cual siempre juega a su favor. Si bien nos encanta jugar en casinos estamos conscientes de que no siempre hacen las cosas pensando en nuestro mejor interés.

3. Es importante crear reglas para saber cuándo retirar

Pero vamos a lo bueno entonces, responder la pregunta ¿cuándo es que se tienen que retirar las ganancias? Hay varias maneras de abordar esta situación pero una de las más comunes y lógicas es retirar en el momento exacto de haber duplicado el depósito inicial. Si quieres arriesgar un poco más se puede aplicar al triple o cuádruple, pero siempre respetando la regla para poder tener días en los que en realidad sí le podamos ganar al casino.

También podemos aplicar este principio al momento de ganar un buen premio, la verdad es que no hay mejor manera para hacer el retiro porque después de ese resultado el casino comenzará a recuperar poco a poco su dinero en cada giro o cada mano que juegues. Que no te gane la avaricia, la casa siempre gana siempre y cuando se lo permita, démonos el lujo de ser inteligentes y hacerlos perder de vez en cuando.

Lo ideal es que uno pare de jugar cuando uno quiera, si se tiene esa fuerza de voluntad qué mejor, pero quienes hemos jugado en un casino sabemos que no es así de fácil, uno siempre quiere más y el casino con gusto lo da, así que lo mejor es crear mecanismos físicos y mentales que nos den la disciplina para ser mejor de lo que a los casinos les gustaría.